Estrategias de inversión, sin un plan estás perdido


Llevo varios años invirtiendo. Muchos de ellos los he pasado jugando en simulado por temor a perder dinero real. En otras ocasiones me aventuré y gané poco, y en otras perdí. Incluso, conozco a gente que ha llegado a multiplicar varias veces su inversión sin ningún plan. Pero por increíble que parezca, es difícil encontrar un inversor de éxito que no siga una estrategia.
¡¿Por qué?! Por una sencilla razón, porque es sostenible en el tiempo.

 

La estrategia del cerdito
Esta es la más sencilla de todas. Enfocada a aquellos inversores que miren a largo plazo, la acumulación de acciones les encajará a la perfección. La intención es evitar dedicarle demasiado tiempo a este asunto.
Si eres de los que ahorrabas cuando eras pequeño, seguro que recuerdas ir cada vez que te daban la semanada a poner un poco de dinero en tu hucha. La idea era acumular monedas en el cerdito. Reconozco que yo era de esos :-P
Esta estrategia sigue la misma idea. Pero en vez de poner el dinero en una hucha lo utilizas para comprar títulos. La idea es que cada mes destines parte de tu sueldo a comprar acciones de una misma empresa. No te importa a cuánto cotice, porque si el precio está bajo comprarás más, y si está alto menos.
Puedes comprar cada mes, cada semana o cada cuatrimestre. La idea es que el periodo sea fijo. Y la cantidad comprada también. Lo normal son 50€, 100€, 200€… depende de tu capacidad adquisitiva.
¿Cuánto invertir? Mi opinión es que todo lo que inviertas en un año, sea inferior a un 4% de lo que ganarás con tu sueldo. Por ejemplo si ganas al mes 1.200€ limpios. Al año suman 14.400€. En ese caso no invertiría más de 576€.
¿Con qué periodicidad? La necesaria para evitar que las comisiones penalicen la inversión. Si pones 10€ pero te cobran 5€ de comisión, de poco te va a servir esta estrategia. A mi personalmente me gusta realizar inversiones de al menos 100€. Siguiendo con el caso anterior te saldría a invertir 100€ cada 2 meses.
¿Y los riesgos? Los sigue habiendo, la filosofía que hay detrás de esta idea se basa en la teoría extendida de que a largo plazo la bolsa siempre sube. Lo único de lo que tendrás que preocuparte es de elegir una compañía que ofrezca garantías de futuro. Mi consejo es que la apliques a varias compañías sólidas de distintos sectores. Para saber cómo hacerlo puedes aplicar los conocimientos del capítulo 5 y 6.
Otra consecuencia positiva de esta estrategia es el ingreso por dividendos de esas empresas. Por ejemplo, la mayoría de empresas del Ibex35 te compensarán con al menos un 3% del valor total de tu inversión. Eso es dinero que va directamente a tu cuenta bancaria, como si de un alquiler se tratase. Y lo mejor, ¡sin que tengas que hacer absolutamente nada!
Recuerda, la clave de esta estrategia es elegir empresas sólidas que ofrezcan garantías de futuro. La salud de éstas la puedes descubrir a través del análisis técnico, pero especialmente mediante el fundamental.



AIM - Automatic Investment Management
Esta estrategia se ajusta realmente bien para todos aquellos que quieren cuidar de sus inversiones, sin tener que esforzarse demasiado para conseguir rendimientos bastante interesantes. Está basada en la filosofía de la anterior. La idea es establecer un periodo fijo de tiempo para invertir regularmente. Aunque presenta dos grandes diferencias.
 Si nuestras acciones se revalorizan mucho, el sistema te indicará cuántas de ellas tienes que vender.
          Si se devalúan, te indicará cuántas debes comprar.
El objetivo es acumular el mayor número de títulos posibles. Aprovechando las subidas para conseguir cash gracias a su revalorización. Y utilizar las caídas para comprar barato.
Aplicarla es un poco más difícil que la anterior. La principal herramienta que vas a necesitar es una hoja de Excel. Con ella podrás examinar algunos ejemplos, y te servirá de plantilla. Además, mi consejo es que te suscribas a mi canal de Youtube donde publico cursos de trading Todo eso está muy bien, pero, ¿algún consejo para utilizarlo? Sin duda, hay tres aspectos que no se suelen explicar y van bien saber para mejorar sus resultados.
¿Con qué periodicidad lo aplico? Aquí estás como antes, depende de tus recursos. Al igual que la estrategia del cerdito, sigo considerando que una inversión inferior a los 100€ no tiene sentido por las comisiones. Sin embargo, no podrás ser tan estricto con este sistema, así que vas a necesitar dedicar más recursos que la anterior.
La teoría dice que lo normal es aplicarlo una vez al mes o cada trimestre. Pero para asegurarte, lo mejor es coger el excel que te he pasado y hagas pruebas. Yo lo que suelo hacer es trabajar con el histórico de dos o tres valores, para comprobar cómo se comportan.
Pero si te soy sincero, personalmente no perdería mucho tiempo en eso. Tras varias pruebas creo que para alguien que cobre 1.200€ limpios al mes, hacer una inversión cada 3 o 4 meses es más que suficiente.
El otro asunto realmente importante es la selección de las compañías en las que vas a invertir. Aquí sí que te sugiero que le dediques tiempo. Al igual que la anterior, es fundamental seleccionar empresas que ofrecen perspectivas de futuro aceptables. Recuerda, utiliza los conocimientos de los capítulos de análisis técnico y fundamental.
Un detalle que muchas veces se pasa por alto es que el AIM tiene la peculiaridad que su rendimiento incrementa muchísimo cuanto más cíclicos son los precios. Los altibajos le sientan bien. Puedes aprovechar las pruebas que has realizado para determinar la periodicidad para identificar cuál se ajusta más a este patrón. Se trata de insistir, probar, probar y volver a probar… es un poco aburrido, pero verás como no defrauda.
Por último, regla universal de cualquier inversor, ¡diversificar! Este sistema va genial para aplicarlo a varias organizaciones. Entre otras cosas, porque no siempre te dice que compres. Por lo tanto no necesitarás tantos recursos. Además, muchas de las acciones las conseguirás mediante el dinero obtenido con la venta de las que te haya indicado el sistema.


Combinar análisis técnico y fundamental
Esta es la estrategia más difícil de aplicar. Todo un reto personal. Estás a punto de aprovecharte de lo mejor de dos mundos totalmente distintos, te hablo del universo de los chartsistas y el de los fundamentales.
La dificultad no está en aplicarla, pues es bastante sencillo. El principal obstáculo que te vas a encontrar eres tú. Vas a necesitar dedicación, paciencia, pero por encima de todo ... DISCIPLINA.
Como ya te comenté, dejar las emociones a un lado y ser objetivo es la parte más complicada. Pues curiosamente, el principal inconveniente de esta estrategia es ese, que no te ayudará a dejarlas de lado. A diferencia de los otros dos, este no incorpora un sistema tajante que te indique cuándo debes invertir y en qué momentos debes dejarlo estar… depende única y exclusivamente de tu habilidad.
Por esa razón me gusta combinarla con el AIM. Utilizo la combinación de estos dos análisis para descubrir aquellos valores que me resulten más atractivos. Y encontrar el momento óptimo para vender esos títulos.
¿Vender todas las acciones de una empresa? Sí, y una buena manera es mediante la estrategia que te voy a enseñar. Con ella aprenderás a detectar con mayor seguridad los momentos de compra y venta. Aprovechando esa información, un día decidí utilizar el AIM para sacar partido de la variación de los precios que se producen hasta que la compañía pierde atractivo. Porque cuando eso pasa es entonces cuando decido vender. El objetivo es maximizar mis ganancias y reducir los riesgos.
Así que te interesa seguir leyendo para que veas por ti mismo cómo se hace. Pero antes debes recordar algo importante, si usas el AIM estrictamente NUNCA venderás todas tus participaciones, su objetivo es acumular acciones así que no te confundas.
Muy bien, es momento de ponerse a trabajar. Te sientas en el ordenador, muy ilusionado porque vas a empezar a invertir tu dinero... “ wow, ¡soy un pez gordo!” , súper motivado y dispuesto a comerte el mundo.

¿Mucha coincidencia? Recuerda que esta es la estrategia que aplico en mis inversiones. Pero en tu caso puedes omitir cualquiera de esos puntos, si lo crees conveniente. Mi consejo es que antes de hacerlo pruebes en simulado. Es la mejor forma de saber si mejorarás tus resultados.




En el gráfico te he marcado con flechas numeradas los acontecimientos técnicos más relevantes.
Para mí, el más importante es la resistencia marcada por el número 1. Representa la parte alta de un canal bajista bastante importante. Recuerda, es importante porque se ha superado pocas veces y tiene bastante antigüedad. No se superó ni una vez desde Octubre de 2012 hasta enero de 2015.... ¡dos años y medio!
¿Qué más puedes sacar? La siguiente resistencia también es bastante significativa. Por eso la voy a tener en cuenta, es la 2. Ésta marca la parte superior de una tendencia lateral bastante sólida. Superada dos veces, tan solo en Enero de 2015 y en Noviembre de 2012... de modo que no tiene mucho que envidiar a la anterior. Es interesante estudiar la reacción del precio en Enero de 2013 cuando el precio se coloca a su nivel. La reacción es inmediata, baja con fuerza. Este es otro signo que resalta su fortaleza.
Más hechos importantes. El siguiente elemento que merece la pena comentar es el 3. Un soporte que ha ido ganando fuerza con el tiempo. Mucho menos destacable que los anteriores, sobretodo por su corta vida.
Otro elemento que nos sigue aportando pistas es el 5, muy revelador. El precio se anima e intenta atacar con fuerza la resistencia 2... pero al final no puede. Esto nos confirma dos cosas:
    Esa resistencia es muy sólida. Por lo que necesitará algo más para superarla.
    El soporte 3 es consistente e incrementa muchísimo su relevancia. De modo que podría llevar al precio a la conquista de resistencias más robustas.
Y por último, falta observar el punto 4. Éste es la clave de nuestro análisis. Rompe no una, sino dos importantes resistencias. Se trata de un espectacular Win alcista. Además, fíjate en la zona marcada con el círculo rojo, el precio cae pero no consigue superar las nuevas conquistas. Eso es una clara confirmación que técnicamente el escenario se ha puesto muy de cara.

Así que, supón que realizamos una inversión cuando el precio está sobre los 3.2. ¿Y qué sucede seguidamente?:




Espectacular la subida, ¿verdad? Llega incluso a superar los 4.8€ por acción… ¡un 56% más en tan solo dos meses! Es un rendimiento altísimo.
¿Cuándo vender? Aquí deberías continuar con el trabajo que he comenzado. La mecánica es similar a la que he utilizado, así que ya la tienes. Además, sería muy recomendable complementarlo con un análisis fundamental. ¿Cómo está esa compañía?, ¿por qué ha superado esas resistencias tan relevantes? Las respuestas a esas preguntas te indicarán si esa ruptura tiene opciones de aguantar en el tiempo. Y si vale la pena seguir invirtiendo en esa empresa o salirse.




 LOS   BROKERS QUE NOSOTROS RECOMENDADOS






Share on Google Plus

About Susy Trading

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario