¿Que Riesgos tiene Invertir en la bolsa?































¿Que riesgos tiene Invertir en la bolsa?



TEMA 2     BOLSA PARA NOVATOS
Invertir en bolsa implica asumir muchos riesgos. Eso es una máxima que nunca va a cambiar. No obstante, también los estás asumiendo cuando realizas un viaje en avión, o navegas en medio del océano o cuando practicas buceo. Los peligros están ahí pero no por ello dejamos de hacer esas actividades.
A mí, personalmente, me gusta ver la bolsa como un medio hostil. Un lugar en el que ocurren sucesos agresivos de forma caótica y cuyo medio no se puede controlar. Haciendo un símil parecido con la naturaleza, se podría comparar con el comportamiento de los océanos o los cielos. Sin embargo, eso no nos impide estar por esos medios, lo único que necesitamos son las herramientas adecuadas. En este caso, el conocimiento que vas a leer en este libro.
Dicho eso, vamos a ver cuáles son los riesgos más comunes y cuáles son las estrategias más apropiadas para protegernos.

Riesgo de quiebra

Es el más grave de todos, y hay dos tipos. Cuando una compañía que no puede continuar con su negocio se ve obligada a cerrar por completo. Lo peor que te puede pasar en este caso es perder toda tu inversión. Los accionistas son los últimos en cobrar en caso de cierre ya que primero van salarios, pago de deudas, de acreedores, etc. Hay muchos compromisos pendientes antes del tuyo, por eso será difícil que recibas tu dinero.
El otro caso es una quiebra sin cierre. En muchos casos se declaran en concurso de acreedores o buscan ampliaciones de capital agresivas para conseguir los fondos necesario para continuar con el negocio. En esos escenarios, el valor de tus acciones se desplomarán sin que puedas hacer nada al respecto. Es bastante común que suspendan la cotización de la empresa en bolsa. Eso significa que no podrás comprar ni vender esas acciones durante un periodo de tiempo indeterminado.
¿Cómo puedes evitar estos problemones? Las dos principales estrategias son, diversificar y estudiar la salud de la empresa.
Esta es una de las reglas de oro de cualquier inversión. No pongas todo tu dinero en un mismo valor, debes diversificar. Hay varios modos, comprar en otros mercados (Usa, Asia, etc), y en sectores distintos (energético, telecomunicaciones, etc). ¿Por qué?, porque si una empresa tiene problemas, no pierdes toda tu inversión. Y esa pérdida se puede compensar con la ganancia de las otras. Te pongo un ejemplo hipotético, toma aire porque puede ser un poco denso:
Supón que tienes 1.000€ para invertir y lo pones todo en una empresa, imaginemos que lo pones en Twitter. Imagina que Twitter se declara en quiebra y su valor baja un 75% . En ese caso te quedarías con 250€… ¡habrías perdido 750€!
Pero en cambio si pones solo una parte en Twitter y el resto lo repartes en el Santander, Iberdrola e Inditex, invirtiendo en cada caso 250€ . En el mismo escenario de quiebra habrías perdido el 75% de 250€, es decir, ¡187,5€! Bastante lejos de los 750€, ¿verdad?.
Además nos quedan 62.2€ de Twitter en un total de 812.5€.
Ahora bien, ¿qué pasaría si durante ese año, el resto de acciones se revalorizan un 20% ? Si hacemos números, vemos que el 20% de 750€ son 150€. Tendríamos que sumar esos 150 a los 812.5€ que nos quedaban, y tendríamos un valor total de ¡962,5€! wow, solo perderías 38.5€…. frente a los 750€ que habrías perdido en el otro caso. ¡Este es el verdadero súper poder de diversificar!
¡750€ de pérdidas frente a los 38.5€ diversificando!
Cuando vi el efecto de diversificar me quedé sorprendido por su efectividad y por lo sencillo que era. En cualquier caso, si no te acaba de convencer, te recomiendo que hagas números, prueba con varios valores en diferentes escenarios, es la mejor forma de interiorizarlo.
¿Y qué pasa con la situación de la empresa? Aquí entramos en terreno del análisis fundamental. Para ello he preparado un capítulo entero. Pero para que empieces a familiarizarte te daré una breve pincelada. Vamos a echar un vistazo a los balances de la empresa y a leer un poco en la prensa sobre su pasado.
Para decidir si es una buena oportunidad miro el total de la deuda acumulada con respecto a su volumen de negocio. Me centro especialmente en comprobar si ha podido ir reduciéndola y cómo. Si los ingresos que obtiene han ido creciendo o al menos se han mantenido, y si los beneficios netos están en positivo.
Todo ello me indica el estado de salud de la compañía. Una vez hecho ese check, busco información referente a ella y a su sector. No quiero entrar mucho en detalle, porque como ya te comentaba tengo un capítulo entero preparado para ello. Dicho eso, básicamente hago de detective para encontrar pistas que me digan si el futuro de la empresa es bueno. Si no encuentro demasiadas señales que me inspiran pesimismo asumo que estoy ante una compañía con un futuro potencialmente bueno. Asumo que deberían surgir muchísimos imprevistos para que no crezca.

El otro gran riesgo, tú

Sí, has leído bien. Para mí, personalmente, este es uno de los riesgos más difíciles de gestionar. En esencia hay dos enemigos: Miedo a perder y euforia por ganar.
El verdadero peligro reside en nuestra imposibilidad de imaginar su influencia en nosotros. Ésta es tan poderosa que nos obliga a realizar actos totalmente fuera de lógica, y lo peor de todo, no sabes hasta dónde puede llegar su dominio sobre ti hasta que no lo vives en primera persona.
El mejor consejo que te puedo dar para este riesgo es, ten mucha paciencia. No por aprender, sino por practicar.
¿Y cómo lo contrarrestamos? Hay dos formas, una es usando una estrategia ganadora. La otra será conocer bien esas emociones.
¿Qué es una estrategia ganadora? Se trata de un mecanismo que te permita obtener más ganancias que pérdidas en cada operación. Suelen estar soportadas sobre una base estadística, es decir, que se han probado sobre un número muy grande de operaciones en el pasado y se ha ganado más dinero del que se ha perdido..
Hay multitud de ellas. Algunos ejemplos son el uso de patrones en la evolución del precio, indicadores técnicos, análisis fundamental o incluso otras herramientas más avanzadas. En cualquier caso, te lo ampliaré en otros artículos para que vayas aprendiendo cada una de ellas paso a paso. Hay mucho material y prefiero dejar claro antes algunos conceptos básicos.
Estas estrategias  nos indican  cuándo  comprar y cuándo y cuánto vender de forma muy simple. Y también puedes usarlo como plantilla para tus inversiones y para realizar tus pruebas.
Parece increíble pero las estrategias  funcionan. He hecho muchas pruebas para convencerme, entre
otras he probado varias situaciones extremas. Por ejemplo, empezando a invertir en una empresa que cotiza a 12€ la acción, simular que llega hasta los 4€, y luego remonta hasta los 9€. En ese caso me salía que entraba en beneficios.
Un consejo práctico para usar este sistema es el de diversificar. Como ya te expliqué antes, no utilices este sistema para un único valor, sino para varios. Es sólo entonces cuando realmente muestra su verdadero potencial y con poco riesgo.
Con los sistemas de estrategia ganadora. Con él te olvidas de tomar decisiones sobre cuándo actuar y con qué criterio. ¿Por qué es tan importante no tener que pensar? Por el efecto devastador de las emociones de miedo y euforia. En ambos casos pueden nublarte completamente el juicio y hacer que pierdas mucho dinero.

Factores globales

Como has ido viendo, no son pocos los peligros que acechan a nuestras inversiones. No son los únicos, porque éstas están contextualizadas en un entorno interconectado mundialmente. Hablo de una serie de factores globales que afectan profundamente el precio de nuestras acciones.
Instituciones públicas con destacada influencia como el Banco Central Europeo (BCE), el gobierno Alemán, el Eurogrupo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Reserva Federal de Estados Unidos (FED). A día de hoy son los más relevantes.
Cualquier decisión o declaración de estos actores supone un importante impacto en la cotización de los títulos. La razón es por su enorme autoridad sobre la economía mundial. Pueden notificar un programa de estímulos, cuyas consecuencias serían una revalorización importante de los precios. O pueden anunciar subidas de tipos de interés, haciendo que las bolsas se resientan.
En todo caso, antes de hacer oficial cualquier decisión o anuncio de alguna de estas figuras. Hablo de una reunión, una conferencia, etc. Por suerte, los diarios económicos suelen hacerse eco con antelación, y varios días antes ya nos están hablando de ello. Incluso podemos leer, en muchos casos, cuál será la postura oficial.
Entonces, ¿Podemos aprovecharnos de esa información? Mi experiencia es que no vale la pena arriesgarse. Esa jugada hay que hacerla cuando tenemos una amplia experiencia invirtiendo. De lo contrario nos podemos llevar una mala sorpresa. En general, ante declaraciones importantes o decisiones de peso, los mercados suelen generar mucha volatilidad y resulta muy complicado invertir.
¿Qué es la volatilidad? Es cuando los precios oscilan con mucha vehemencia y de forma caótica. Los síntomas son muy comunes:
         Los precios se mueven sin un sentido claro.
    La diferencia entre el precio máximo y el mínimo se incrementa en desmedida.
Invertir en un mercado con mucha volatilidad sería como intentar hacer surf en el océano en medio de una tormenta y sin nadie que pueda rescatarte, ¿te la jugarías?
Y si siempre tenemos esos datos ¿por qué no aprovecharlos? Porque no siempre lo es. En los mercados bursátiles hay una máxima muy importante, nada es seguro al 100% . La única manera de sobrevivir en este entorno es no dar nada por seguro. Y asumir que, todo tiene ciertas probabilidades de no cumplirse. Esto implica que, hay decisiones y declaraciones sorpresa que afectan muchísimo al mercado y que te pueden pillar a contrapié, y en ese caso lo normal es perder bastante dinero.
¿Cómo nos protegemos? Estando al día. La frecuencia con la que mantenernos actualizados dependerá del plazo al cual inviertas. Asumo que siendo un principiante, vas a invertir a largo plazo. Mi opinión personal, es que el corto plazo no es territorio para novatos.
Las fuentes que utilizo para mantenerme actualizado son básicamente la prensa económica:
Un ejemplo sería  BANCOLIVE
No suelo utilizarlos todos. Normalmente uso el economista y bancolive, porque ya me van indicando los eventos más importantes, consultan con expertos y suelen mantener la información al día.. Y si tengo intención de profundizar más en algún tema utilizo esas webs, además de Google.
Los  utilizo con el fin de encontrar opiniones y análisis sobre declaraciones gubernamentales, publicación de cifras oficiales y visión de futuro. Y bloomberg para información internacional tanto europeo como del resto del mundo.


BROKERS QUE RECOMENDAMOS








Si te gusto este articulo deja tu comentario y

compártelo
Share on Google Plus

About Susy Trading

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario