Perspectiva psicológica para comerciar con éxito, FX


Para ser un inversionista o comerciante exitoso primeramente debe ser un inversionista o comerciante disciplinado debe aprender  paso a paso a adaptarse con éxito a las características psicológicas inusuales del mundo en el que negocia. 

Digo "adaptarme" porque la mayoría de las personas que se aventuran en el entorno que negocia no lo reconocen, son muy diferentes del entorno cultural en el que piensan que el mercado de valores sube y no baja. Al no reconocer estas diferencias, no tendríamos forma de saber que muchas de las creencias que adquirieron para permitirles funcionar de manera efectiva en la sociedad actuarán como barreras psicológicas en el entorno de negociación, lo que hará que su éxito como comerciantes sea extremadamente difícil de lograr.
 Alcanzar el nivel de éxito deseado por los operadores requerirá que realicen al menos algunos, si no muchos, cambios en las formas en que perciben la acción del mercado.

 En entornos sociales similares y otros, que se negocian en la arena, hay muchos gráficos que requieren un alto grado de autocontrol y la misma confianza del comerciante que intenta operar con éxito dentro de él.

 Sin embargo, muchos de nosotros carecemos de autocontrol porque, como niños, aprendimos a funcionar en un entorno estructurado donde se controlaba nuestro comportamiento por alguien poderoso que pretende manipular nuestro comportamiento para ajustarse a las expectativas de la sociedad.

 Por lo tanto, las fuerzas externas nos obligan a comportarnos de cierta manera a través de un sistema de recompensas y castigos.
 Como recompensa, nos darían la libertad de expresarnos de una determinada manera deseada.
 Como castigo, cualquier persona nos impediría obtener lo que queremos, causar dolor emocional o infligirnos con diversas formas de castigo corporal, causando dolor físico.
 Como resultado, la única forma de control de la conducta que típica mente aprendimos por nosotros mismos estaba basada en la amenaza del dolor emocional o físico.
 Y como nos vimos obligados a abandonar nuestro poder personal para con las personas, naturalmente desarrollamos muchos de nuestros recursos tradicionales para el éxito (las formas particulares en que aprendimos a obtener lo que queremos) del mismo marco mental.
 Por lo tanto, aprendimos que adquirir energía para manipular y forzar cambios en cosas fuera de nosotros era la única forma de obtener lo que queremos. 
 Y las restricciones externas que existen en la sociedad para controlar su comportamiento no existen en el entorno del mercado.









Una cosa que usted debe aprender   es que los recursos mentales que usted utiliza para conseguir lo que usted desea en su vida diaria no trabajaran en el ambiente del trading online.
La energía y el control que se necesitan para manipular los mercados financieros y que (hagan lo que usted quisiera que hicieran) están más allá de todos, es solamente para un puñado de entidades. Y las condiciones externas que existen en sociedad para controlar su comportamiento no existen en el ambiente del mercado.


 Los mercados no tienen absolutamente ningún poder o control sobre ti, ninguna expectativa de tu comportamiento y ningún respeto por tu bienestar. 
Sí, no puede controlar un hecho o manipular los mercados, y los mercados no tienen absolutamente ningún poder o control sobre usted, entonces la responsabilidad de lo que percibe y su comportamiento resultante reside exclusivamente en usted.

 Lo único que puedes controlar es a ti mismo. Como inversionista o comerciante, tienes la energía para darte el dinero o dar tu dinero a otros comerciantes. 

Y la forma en que elija hacerlo estará determinada por una serie de factores psicológicos que tienen poco o nada que ver con los mercados.
 Y esto será hasta que adquiera nuevas habilidades y también aprenda a adaptarse a las condiciones del juego, siempre que existan en el entorno del mercado. 
Para funcionar con éxito en este entorno, deberá aprender a controlarse de una manera que puede ser totalmente extraña para usted.
 También tendrá que aprender cómo permitirse la libertad mental para cambiar su perspectiva para tomar posibilidades alternativas para obtener lo que desea en el ámbito de la negociación, independientemente de sus expectativas de cómo lo va a obtener.
 Solo unos pocos comerciantes se han dado cuenta de que solo ellos son totalmente responsables del resultado de sus acciones. 
 Aún menos son aquellos que han aceptado las implicaciones psicológicas de esa realización y saben qué hacer al respecto.
 Rara vez hacen algo de nosotros cuando crecemos, y uno aprende cómo funcionar en un escenario que permite la libertad total de la expresión creativa, sin que la estructura externa lo restrinja de ninguna manera. 

En la capacitación para que negocies, tendrás que hacer tus propias reglas y luego tener una disciplina para seguirlas.

 El problema es la fluidez del movimiento del precio
 que es siempre un movimiento absolutamente fortísimo, de acontecimientos altamente estructurados que la mayoría de nosotros no estamos acostumbrados a ello.
 En el ambiente del mercado, las decisiones a las que te enfrentas son infinitas como los movimientos de precios que pretendes aprovechar. 
Simplemente no tiene que decidir participar, también tiene que decidir cuándo ingresar, cuánto tiempo permanecer en él, y si cae bajo qué condiciones saldrá.
 No hay principio, céntrico o extremo, solo para lo que crees en tu propia mente.
 Además de las implicaciones psicológicas negativas de la empresa en estas decisiones, debe tener en cuenta que, incluso si realiza el compromiso financiero mínimo de un contrato por operación (como en el mercado a plazo), existe un potencial ilimitado de ganancias, así como Un potencial ilimitado para la pérdida.

 Desde una perspectiva psicológica, esto significa que cada comercio tiene la capacidad de satisfacer sus sueños más salvajes de independencia financiera y, al mismo tiempo, aceptarlos con el riesgo de perder todo el dinero que posee.
 El movimiento de precios opuesto hace que el cambio sea extremadamente fácil para que ignore el riesgo y se sienta en la creencia de que esta vez no tiene que seguir sus propias reglas.
 Aquí hay un entorno que ofrece completa libertad de expresión combinada con posibilidades ilimitadas y riesgo ilimitado.

Si coloca en él un participante que olvida estas condiciones psicológicas, o (uno que funciona desde un marco mental orientado hacia la estructura, las limitaciones y las expectativas externas), entonces lo que tiene es una fórmula para el desastre emocional y social. financiero.


 Esta severa imagen sin duda explica por qué tan pocas personas ganan dinero como inversionistas o comerciantes.
 En realidad, casi todos los que tienen estrés, ansiedad y miedo, no pueden invertir lo mismo a corto o largo plazo.
 Deben haber ganado cierta confianza en sí mismos para responder adecuadamente a todas las posibles condiciones del mercado porque existe una correlación directa entre el nivel de confianza de una persona y las emociones negativas mencionadas.
 La confianza y el miedo son estados mentales que son similares en naturaleza, solo separados por grado. 
Mientras que el nivel de confianza de una persona aumenta, o su grado de confusión, y la ansiedad y el miedo se disipan proporcionalmente.
 Esta confianza se desarrollaría naturalmente como personas aprendidas para confiar en hacer lo que sea necesario sin entusiasmo.
 Como resultado de este tipo de confianza en sí mismos, surge la necesidad de no permanecer para siempre en el largo mercado bursátil y de temer ese comportamiento aparentemente impredecible y errático de los mercados. Sin embargo, el punto principal que estoy haciendo aquí es que  el proceso del cambio que ocurrió esta en el ambiente mental y el maquillaje psicológico de cada trader o comerciante individual; los mercados financieros no cambiaron, las herramientas  utilizadas no cambiaron, los comerciantes fueron los que cambiaron.

Los brókeres que nosotros le recomendamos son XM, IQOPTION, FINMAXFXChoice

Share on Google Plus

About Susy Trading

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario